Como hacer una oficina en casa en 4 pasos

La pandemia que comenzó a principios del año pasado generó muchos cambios en la forma que vivimos y en qué trabajamos. La mayoría de las personas se vieron obligadas a trabajar desde casa. Para algunos adaptarse al cambio fue más fácil que para otros, y aunque quizás al principio pensamos que solo sería una cuestión pasajera hay cambios que llegaron para quedarse, entre ellos el famoso “Home office”.

Esta situación generó que muchas personas se dieran cuenta de que no cuentan con un ambiente en casa equipado para trabajar. Si todavía no la tenés te dejamos 4 pasos para que armes tu oficina en casa. 

Buscar una pared con buena iluminación

Aunque parezca un poco obvio, en realidad no necesitas una habitación entera para instalar tu espacio de trabajo. Pero si es verdaderamente importante que esté bañada por luz natural o cuente con buena iluminación artificial.

Dependiendo de la actividad que desempeñes en tu trabajo, tendrás que tener en cuenta el tipo de iluminación que necesitas. No es lo mismo trabajar con la computadora que realizar trabajos manuales.

Elige muebles cómodos

Este consejo suena muy obvio, lo sabemos… pero cuántas veces te dejas llevar por acabados, materiales, estilos o colores a la hora de elegir un mueble. 

A la hora de elegir muebles para tu zona de trabajo es importante que no te dejes llevar por la belleza y siempre pongas la comodidad como prioridad. La altura de la mesa o escritorio y la silla son los elementos más importantes.

Tonos neutros, claros y materiales suaves

El color es uno de los elementos del entorno que influye tanto en la modificación de nuestras reacciones fisiológicas como en nuestras emociones. 

La elección de colores en el entorno de trabajo será importante en función de la tarea que se vaya a realizar y de cara a favorecer la adecuada luminosidad, prevenir los deslumbramientos, evitar la monotonía y facilitar un adecuado clima laboral.

Si normalmente trabajas con la computadora, hacerlo sobre una superficie de tono neutro, claro o incluso transparente, te ayudará a prevenir la fatiga visual. Ya que refleja más la luz.

Almacenaje. Todo a mano. Todo ordenado

Al igual que en los demás consejos, dependerá del tipo de tarea que realices.

Dependiendo del uso y de su ubicación puedes optar por una estantería, cajas de almacenaje o simplemente accesorios de escritorio.

La principal prioridad es que visualmente logres un espacio de trabajo limpio y ordenado.

Trabajar desde casa tiene sus pros y sus contras, lo importante es que encuentres el espacio apropiado para hacerlo, aquel que potencie tu productividad. Así que, si todavía no tenés tu oficina, aprovecha estos consejos para crearla. ¿Ya la tenés? Utiliza nuestros consejos para revisar si podés hacerle alguna mejora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
¿En qué podemos ayudarte?