¿Qué es el Estilo Nórdico en decoración?

El estilo Nórdico, también conocido como estilo Escandinavo, es originario de los países del norte de Europa, entre ellos, Suecia, Noruega, Dinamarca y, ocasionalmente Finlandia e Islandia. Donde su diseño se compone de una mezcla de elementos artesanales e industriales. 

Origen y historia

Si bien el término diseño nórdico (o escandinavo) no fue acuñado como tal hasta 1954, cuando una exposición con ese nombre recorrió Norteamérica promoviendo el estilo de vida escandinavo, su origen se remonta años atrás, pudiendo situar el origen de lo que hoy en día nos evocan esas palabras al periodo entre las dos guerras mundiales.

Su nacimiento se sitúa en torno a los años 30 e incluye los diseños producidos en Dinamarca y Suecia primero, Noruega y Finlandia posteriormente, y finalmente Islandia.

Fue en esa época en la que el diseño habitual de los países nórdicos, tradicionalmente basado en la funcionalidad de los objetos, añadió la estética a sus valores, cubriendo así también las necesidades emocionales de la gente. 

Cosas bellas que hacen tu vida mejor

El estilo Nórdico combina con gracia y delicadeza la influencia de los movimientos decorativos de principios del siglo XX con la sencillez y pureza de los movimientos artísticos de entre guerras.

Su principal objetivo era crear entornos y diseños confortables, alegres y cómodos, que hicieran llevadero tener que pasar mucho tiempo en casa por la falta de horas de luz.

Diseño orgánico 

El estilo nórdico se convirtió en responsable de incorporar un lenguaje más humano y natural al movimiento moderno llevando un nuevo principio que se conoce como “diseño orgánico”.

El diseño orgánico se refiere a diseñar con fluidez de las formas que a menudo se inspiran en la expresión misma de la naturaleza.

La estética nórdica se basó en la inspiración del entorno natural que rodea esta región y la abstracción del mundo natural, traduciéndose en formas curvilíneas.

Características del estilo nórdico

Una de las grandes características del estilo nórdico es el amor por el trabajo artesanal y la utilización de materiales regionales. El concepto de moderno no podía significar desplazar a los artesanos por máquinas

Paleta de colores

La paleta de colores del estilo nórdico está compuesta principalmente por blancos, grises, negros, marrones y tonos pastel como el rosa, el verde o el celeste. 

Textiles géneros

Se utilizan pieles de oveja, lana, lino y algodón en distintos formatos. Estas telas suelen lucir la combinación de texturas como cuadros, rombos, rayas y formas geométricas en general.

Madera laminada

Junto con el color blanco, la madera es la protagonista indiscutible en la decoración nórdica. Tiende a ser de tonalidades claras, propias de las especies más comunes en los bosques de las zonas nórdicas, como el pino, el roble, la haya o el arce. La madera proporciona calidez, espacios más confortables y acogedores.

Estilismo decorativo

  • Fotografías y múltiples combinaciones de cuadros en las paredes blancas.
  • Flores naturales que aporten color y frescura a los espacios
  • Lámparas de lata tipo industriales, o lámparas de mimbre
  • Detalles en tonalidades cobres o doradas
  • Orden en su máxima expresión, al pasar tanto tiempo en la vivienda se busca optimizar cualquier tipo de acumulación o visión de desorden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
¿En qué podemos ayudarte?